tiempo dame tiempo

Tengo tantas cosas que decirte, tengo tantos miedos que compartir, tengo tantos caminos que recorrer, y a veces, a veces de repente siento que no he hecho nada.

Tengo ganas de verte crecer, de ver como te conviertes en Padre o Madre, de como puedo echar a perder a tus hijos, tengo tantas ganas de compartir esas risas, de tantos eventos pasados, de llorar a momentos, esos recuerdos duros y reír con alegría por tantas locuras.

Tengo el deseo de dormir contigo, soñarte cada noche y compartir tus ruidos de seguir viendo el camino del tiempo en nuestros cuerpos, ver el paso de la vida en nuestros recuerdos, y la sonrisa que provocas con tus locuras.

Tengo ganas de dormir tranquilo, y volver a despertar, pensando que el día me dará la oportunidad de volver a cometer mis mismos errores, por que de esta vida, solo me llevo tantas cosas buenas que no me arrepiento de ninguna de ellas.

¡Soy rico! puedo gritar, tengo los amigos que debo tener, los hermanos que escogí, una familia fuera de lugar, eso si, las mujeres que he amado, algunas..algunas me han querido y unos hijos tan hermosos y de los que estoy orgulloso.

Por eso soy rico, que mas puedo pedir.

Gracias, gracias, gracias…

JCPCM, 2019

Advertisements

la muerte nos cuida

A cada paso que doy, vuelvo con más fuerza mi pensamiento, se que pronto vendrás a mi, pero por ahora me cuidas, eres como mi sombra, como aquella amiga invisible que me susurra al oido, vive, no dejes de vivir. muévete, has lo que quieras y no dejes de vibrar.

Si en verdad eres esa amiga que nos incita a sacar todo, todo lo posible de esta vida, que ha veces se vuelve monótona, a veces se vuelve hasta aburrida.

Pero llegas disfrazada de blanco, de frío y de soledad y me recuerdas que si no hago tal o cualquier cosa, no podré hacerlo después, “o lo haces o te arrepientes”

Por eso pienso para mis adentros !La muerte me cuida, me mueve y me provoca, a seguir viviendo!

jcpcm, 2019

A veces…

A veces,

Con el tiempo es bueno escuchar tu soledad,

sentir sin tensión el tiempo pasar.

A veces,

no importa el día,

no importa la hora,

no importa el momento,

importa escucharte a ti mismo,

comunicarte con tu yo interior,

y sentir…

sentirte vivo

A veces, 

despertar en silencio,

contigo mismo,

Es bueno.

la soledad es buena consejera,

te permite, abrirte a la vida,

y sentir cada momento.

 

me encuentro a mi mismo  y sigo adelante,

y tu?

 

jcpcm, 2018

 

 

el leer tus letras…

al leerte, sin querer, te desnudo, lentamente y sin prisas…

sin dejar espacios, sin respirar a veces, te hago parte de mis juegos, si, esos que llaman eróticos…

al leerte, penetro en ti, en tus sueños, en tus locuras, lo que has vivido, en tus locuras por por vivir,

al leerte desvelo en ti, lentamente ese velo que se te ve divino, y veo tu desnudes,…si la que he soñado cada noche, y que me ha dejando en silencio, sentirte…

al leerte te tengo en mi, sin que te des cuenta eres mía  y si…soy tuyo,

tan solo por leerte.

JCPCM 2018

 

 

A todo pulmon

Cuando empiezo a escribir estas líneas, se me va un poco la respiración. ¿Sabes?  La vida está conformada por ciclos y justo hoy me avisaron que este ciclo termina. otro ciclo empezará, pero no se donde ni cuando, simplemente incierto es.

No, no es nada fácil, dirán los motivadores, simple un paso Adelante y ya. Yo ahora siento que es un paso en el vacío incierto, un nuevo reto por venir. Pero ya cuando las hojas empiezan a caer. Es tiempo de partir. tal ves es tiempo de reinventarse. tal vez es tiempo de escapar.

Habrá que sacar fuerza de la flaqueza de los huesos corrompidos, tener ese luto estúpido por algo que pensaste que era tuyo y nunca lo fué. Desprenderte de ahí, de tus amigos tal vez prestados, tal vez reales, y replantear a donde deberías de estar  o a donde debes estar.   Lo que es cierto, y lo decía mi Padre, nadie es indispensable, solo tu lo eres para ti mismo, así que a sacar fuerzas, a no voltear  mas que para recordar lo bueno y a seguir  a paso firme y a todo Pulmón 

 

jcpcm 2018

 

y mi expreso?

 

Esperando…

ese ruido de la cafetera, esa risa entre sueños, ese silencio roto…

esperando sentir ese aroma,

esperando acariciar ese sabor,

recordando que cada segundo es parte de  nuestro todo,

tomando el primer sorbo,

suficiente para abrir los ojos y y seguirte…

soñarte, y  por que no…tenerte una vez más,

un sorbo, otro sorbo y se acabo el encanto,

solo tu sabor queda…

jcpcm, 2018